En un entorno privilegiado, Los Ceibos se abre camino

Tiene 38 hectáreas con vista a los links de golf del Club Estudiantes

Tiene 38 hectáreas con vista a los links de golf del Club Estudiantes y es un emprendimiento con la marca platense. Tanto los que se encargan de su desarrollo como quienes están comprando lotes en él son de nuestra ciudad.

Rodeando el campo de golf del Club Estudiantes, con ingreso sobre la calle 11 de City Bell, se encuentra el Club de Campo Los Ceibos. En ese entorno privilegiado por la naturaleza, que le brinda una vista excepcional, se levanta una urbanización que se caracteriza tanto por sus calles irregulares, de forma circular, como por la generosa dimensión de sus lotes, de los más amplios en la zona.
Sobre una superficie de 38 hectáreas, se extienden 128 lotes de aproximadamente 1.500 metros cuadrados cada uno y una superficie común que ronda las 20 hectáreas.
Se trata de un emprendimiento de puro cuño platense, ya que todas las partes que intervienen en él (proyectistas, constructores y proveedores) son de nuestra ciudad, al igual la gran mayoría de los propietarios. Estos poseen ya el 70 por ciento de los lotes.
Dentro de su infraestructura se encuentran proyectadas la redes de electricidad, gas, agua corriente y cloacas, las que quedarían listas durante el primer semestre del año entrante.
El emprendimiento incluye también un área deportiva destinada a actividades tales como el fútbol, el tenis, la equitación; además de una piscina climatizada, dos caballerizas de cuarenta boxes, una sala de atención médica y un lago.
En este momento ya se terminaron el club house chico con su área hípica y las canchas de tenis. Hay además seis casas en construcción y un circuito de calles con pavimento para el acceso y mejorado especial para el esto, todo iluminado con farolas.

En Los Ceibos -que es comercializado por la inmobiliaria Walter Amado- el precio del metro cuadrado parte de los 38,80 pesos; y las expensas están calculadas, según los lotes, en 120 y 150 pesos. Estas, sin embargo, quedarían totalmente acotadas a los servicios básicos, ya que por los otros se pagaría sólo por su uso, de tal manera que, por ejemplo, ningún propietario cargue con el costo de una caballeriza que no usa.