Campo y confort a minutos de la ciudad

Publicado en Clarín Countries 5/11/2010

El partido de Brandsen presenta un variado circuito de urbanizaciones cerradas muy cerca de Buenos Aires y La Plata. Desde megaproyectos y hoteles de lujo hasta barrios intimos y clubes de chacras.

El mes pasado, el partido de Brandsen festejó junto a sus vecinos el 135º aniversario de su fundación. El municipio, ubicado a unos 75 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires y a 40 de La Plata, se viene consolidando en la última década como sede de pujantes urbanizaciones cerradas, gracias a una ubicación estratégica que conecta sus inconfundibles paisajes de campo con los más importantes centros urbanos en cuestión de minutos.

Su oferta comercial es de lo más variada y puede satisfacer a todos los gustos y presupuestos. Hay desde barrios discretos e íntimos, clubes de chacras, hasta complejos hoteleros de lujo y megaproyectos urbanísticos de escala. Por otra parte, la “juventud” de algunos proyectos facilitan la financiación y los incentivos, dos herramientas que los desarrolladores y comercializadores de la zona vienen utilizando para consolidar sus emprendimientos y que, tras una recorrida por sus propuestas, muestran sus resultados.

Para graficar la potencialidad de la zona basta mencionar el arribo, a fines de 2008, del grupo europeo Sepimo, con el lanzamiento de Area 60 , un megaproyecto que urbanizará 815 hectáreas con una propuesta integral que conjuga amenities de calidad (polo, golf, hotel internacional) con servicios urbanos completos (centros comerciales, culturales, educativos y de salud). En total se proyectaron 2.900 lotes con capacidad para unas 15.000 familias.

Actualmente el mega se encuentra comercializando un sector de 500 hectáreas (La Reserva Escondida) y edificios de departamentos y locales comerciales a escala peatonal (El Borgo), mientras finaliza las obras de dos club houses (Golf y Familiar) y una cancha de golf de 18 hoyos diseñada por Emilio Serra.

Otros dos ejemplos del progreso de Brandsen en cuanto a proyectos inmobiliarios son Campos de Roca y Haras del Sur , dos barrios que recientemente lanzaron una segunda versión en campos aledaños, impulsados por el éxito de sus proyectos originales. El primero, fundado en 1994, ya cuenta con 330 casas, mientras que Haras I, lanzado en 1998, exhibe más de 200 propiedades. En ambos hay una población “mixta” entre permanentes y fines de semana, y su éxito funciona como garantía a la hora de comercializar Haras del Sur II y Campos de Roca II .

En otro nicho del mercado se encuentran barios más chicos o distintivos, ya sea por su intimidad, la ubicación o la superficie de sus lotes.

La Faustina , uno de los más nuevos, ocupa unas 100 hectáreas de campo con lago central (en obra), con una acceso a 800 metros de la ruta 2 que lo aleja de los ruidos molestos a la vez que otorga lotes individualizados sin vecinos de fondo.

Altos de Brandsen , por su parte, tiene la particularidad de estar ubicado a 500 metros del centro urbano de la ciudad de Brandsen y de todos su servicios (iglesia, colegios, hospital, comercios).

Estancia Las Malvinas también cuenta con una ubicación céntrica y, además, seduce por su centenaria historia de estancia (perteneció al gobernador Juan Manuel de Rosas), su añosa arboleda con más de 20.000 ejemplares y por la superficie de sus chacras (5.000 metros cuadrados).

Otras dos urbanizaciones se destacan por el aprovechamiento máximo del paisaje de la zona. Uno es el club de campo El Mirador , un incipiente proyecto que ocupa un predio de 252 hectáreas con laguna propia y costa sobre el río Samborombón. La particularidad es que el sector residencial ocupará menos del 50 por ciento del total del barrio, que fue diseñado para preservar al máximo el paisaje autóctono.

Los desarrolladores anunciaron que este mes comenzarán las obras de las primeras 20 casas mientras continúan ofreciendo financiación 100 por ciento en 36 cuotas y bonificación de expensas por 2 años. Un poco más avanzado se encuentra Posada de Los Lagos , con club house, canchas de tenis y red de servicios totalmente terminados, más el 85 por ciento del campo de golf avanzado y unas 30 casas entre terminadas y en obra. La característica principal del barrio es la combinación de lagos y naturaleza. El diseño permitió que los 220 lotes proyectados cuenten con costa propia sobre alguno de los espejos de agua que surcan al barrio, mientras facilita la conservación de una vistosa variedad de aves (cisnes, garzas, patos) e invita a relajarse pescando.

Por último, Finca María Cristina es otro de los termómetros inmobiliarios de Brandsen. Se trata de un complejo de 55 hectáreas donde, desde 2008, funciona un hotel boutique de lujo, administrado por la cadena internacional Howard Johnson. El establecimiento cuenta con 20 habitaciones con diferentes tipologías, sala de convenciones, spa, dos piscinas exteriores con solariums y decks y un restaurante de 160 cubiertos con desayunador. La novedad del emprendimiento es que tiene abierto un sistema de inversión privada con renta para la construcción de chacras de lujo, que luego son administradas por Howard Johnson y permiten el uso exclusivo a sus propietarios durante distintos períodos a lo largo del año.

por Gonzalo Berguerand

Ver en Clarín aquí